Las Siete Palabras de Cristo en la Cruz de Joseph Haydn

Las Siete Palabras de Cristo en la Cruz de Joseph Haydn

El próximo sábado, 17 de febrero de 2018, a las 20:00 horas, interpretaremos las Siete Palabras de Cristo en la Cruz de J. Haydn en Iglesia del Hospitalico de Yecla.

“Las Siete Últimas Palabras de Cristo en la Cruz” han sido puestas en música por muy diversos compositores a lo largo de la historia; sin embargo su nombre está indisolublemente asociado al compositor austriaco Joseph Haydn (1732-1809). Haydn fue el compositor más popular en su tiempo, con un prestigio europeo muy superior al de su contemporáneo W. A. Mozart. En esa misma época, la ciudad de Cádiz tenía una enorme pujanza gracias al comercio con las Américas. Cuando D. José Sáenz, marqués de Valde-Íñigo, tuvo que hacer el encargo de un oratorio instrumental en nombre de la Hermandad de la Santa Cueva de Cádiz para acompañar los oficios del Viernes Santo que celebraban cada Semana Santa, no dudó en hacérselo al mejor y más conocido compositor de su tiempo.

Die sieben letzten Worte unseres Erlösers am Kreuze (título en alemán) se estrenó en la Santa Cueva en 1786. Haydn explicó la complejidad de esta obra en el prefacio de una edición para Breitkopf & Härtel de 1801: “Mi obra debía adaptarse a estas condiciones, y no fue tarea fácil componer siete adagios de unos diez minutos de duración, sucediéndose uno tras otro sin cansar al oyente; en verdad, lo consideré casi imposible, por lo que tuve que esforzarme hasta el límite”.

Más adelante, narró el desarrollo de la ceremonia: “Las paredes, ventanas y columnas del templo estaban cubiertas con telas negras y una lámpara colgada en el centro proporcionaba luz en esta santa oscuridad. Al mediodía, se cerraban las puertas y la música comenzaba. Después de un apropiado preludio, el obispo subía al púlpito, pronunciaba una de las siete palabras y procedía a comentarla. Luego bajaba del púlpito y se arrodillaba ante el altar. Durante esta pausa se volvía a tocar música. De manera similar, el obispo subía y bajaba del púlpito para cada una de las restantes palabras, y la música sonaba en cada pausa.”

Sólo un año más tarde, en 1787, Haydn hizo a petición de la editorial Artaria una versión para cuarteto de cuerda que se estrenó en Viena, que es como habitualmente se interpreta en la actualidad. La parte del primer violín incluye el texto en latín justo debajo de de las notas que lo representan musicalmente. Haydn añadió una Introducción y el final (Il terremoto) que clausura la composición.

Pero la obra de Haydn no acabó ahí. La enorme popularidad de Las palabras provocó que un músico hiciera una excelente versión para fortepiano, que el propio Haydn autorizó. Por último, durante una estancia en Passau escuchó una versión coral de Joseph Friebert, que le impactó de tal forma que le animó a realizar su propia versión, estrenada en Viena en 1796.

Gabriel Lauret

Acerca del autor

saravasti administrator